lunes, 9 de diciembre de 2013

De los residuos, del REACH y de la mala fama de los abogados.

Vous aviez faim, vous aviez faim, ça n'est que raison, mais moi aussi presque tous les jours j'ai faim et je ne vole pas pour cela! - 
Tenías hambre, tenías hambre, eso no es razón, yo también tengo hambre casi todos los días y no robo por eso.
(Honoré Daumier, Les Gens de Justice n15 -  Le Charivari - 1845-1848)


Suelo decir yo muchas veces que gente con ética y gente sin ética te encuentras en todas partes. Que, de la misma manera que hay liberados sindicales estrictos cumplidores con su deber y que se esfuerzan al máximo por defender los derechos de los trabajadores, también los hay vagos redomados y escaqueados de la más baja condición.

De la misma manera, y en idéntica proporción, existen empresarios piratas, empresarios roba panes y deshonestos pero son legión los estrictos cumplidores de las leyes, los sensatos y hacendosos  que mediante su arrojo y valor crean riqueza en su comunidad y entorno.

Como no podía ser de otra forma, en todas las profesiones y oficios, hay personas honestas y deshonestas. Y tal vez ni eso, pues la frontera entre el bien y el mal no está marcada de forma nítida y, por desgracia para nuestra tranquilidad de conciencia (para los que padecemos por tenerla, claro) las escalas de grises tienen tantos matices como personas existen.

Fontaneros, albañiles, empleados de banca, policías, ingenieros, químicos, informáticos o abogados no son diferentes en ese aspecto… y seguro como estoy de ello, no puedo dejar de preguntarme: ¿por qué somos los abogados los que tan mala fama arrastramos?

Yo tengo una teoría…. y  si quieren comprobarla en vivo y en directo, pásense este viernes por APD Bilbao y creo que les daremos una buena muestra de ello.

En mi particular y muy modesta opinión, los abogados tenemos mala fama tal vez porque nuestra profesión nos obliga a defender una cosa y la contraria de forma habitual, sin inmutarnos demasiado, en pos de la defensa de los intereses de nuestros clientes… que para eso nos pagan. Esa relatividad moral propia de nuestra profesión, no se da, al menos de forma tan evidente, en otras profesiones y oficios.

Pues bien, el tema que se va a tratar el viernes que viene en APD Bilbao, dentro del Foro 2013 de Medio Ambiente, y que llamamos coloquialmente “residuos y REACH” es uno de los aspectos que más ha propiciado esta doblez de la, por otro lado siempre bien argumentada opinión de los abogados que nos dedicamos a esto de la industria.

Hasta la aprobación del REACH en diciembre de 2006, y ante la inexistencia de un reconocimiento legal de los “subproductos” en la normativa aplicable a los residuos pero su efectiva existencia real en el tráfico mercantil y en la realidad industrial, desde AVEQ-KIMIKA defendimos ardorosamente que subproductos de casi cualquier condición eran "productos" a efectos legales y que no se podía exigir a sus adquirentes la condición de gestores. No podemos ocultar que en las zonas grises, preservada la estricta protección del medio ambiente, siempre hemos sido partidarios de favorecer la celeridad del tráfico y la apertura de mercados para favorecer la competencia. Someter los subproductos a la normativa de residuos iba, precisamente, en contra de esas premisas.

Pero la puesta en marcha del Reglamento REACH primero y de la Directiva Marco de Residuos después, que vino a reconocer la existencia legal de los subproductos de una forma, cuando menos, un tanto enrevesada. pusieron esa premisa "patas arriba" y nos encontramos, de repente, que algunas empresas nos pedía que defendiéramos justo lo contrario de lo que hasta entonces habíamos defendido. Con las mismas premisas pero con diferentes primero motivos.

Otro día les daré detalles... pero si quieren un adelanto, pásense por APD Bilbao el viernes, allí estaremos Borja Fernández Almau, Maribel Martínez, Jesús Ángel Ocio y yo para debatir y contestar a sus preguntas.

Ahora, tampoco se extrañen si a alguna de ellas les tenemos que responder con un rotundo y sonoro "no sé"... no les daremos solución a su problema pero, al menos, habrán visto que somos sinceros. Al fin y al cabo, ni Maribel ni Jesús Ángel son abogados... eso que llevan ganado.

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Curiosidades a resolver:

Si otra entidad, pongamos por ejemplo una asociacion sin ánimo de lucro, quisiese organizar una jornada con los mismos ponentes que representan a la administración, ¿Lo tendrian fácil para que se prestasen a ello?

Los representantes de un organismo público ¿perciben algún tipo de pago por la participacion en estas jornadas?

Si es así ¿es lógico que perciban un salario por participar en unas jornadas en las que se exponen los criterios de la administracion con relación a la legislacion aplicable?

Si no perciben emolumentos, ¿Es lógico que se presten a exponer el criterio de la administracion previo pago de los asistentes, cuando por lógica esa exposicion debiera ser publica y accesible para todos los administrados?

Saludos

Luis Blanco Urgoiti dijo...


Hola Anónimo,

(Sería conveniente, para igualar las condiciones del debate, que revelaras quién eres... pero, en fin, voy a contestar asumiendo que estoy en franca desventaja).

A la primera pregunta: sin duda. Si hay afán constructivo e interés en contrastar y enriquecer criterios, ya te adelanto, y aquí hablo ilegítimamente en nombre de un colectivo al que no represento, como es el de los técnicos de la Administración, que seguro que acudirían y con ganas.

No, no perciben ningún pago. Lo encuadran dentro de su labor de difundir sus criterios técnicos a los administrados. Dedicar una mañana a explicar a 30 empresas cómo se va a aplicar un Reglamento Europeo les ahorra decenas de horas de llamadas de teléfono, consultas, emails, tiempo perdido por expedientes mal presentados...

Tanto APD como AVEQ-KIMIKA son asociaciones sin el más mínimo afán de lucro. Todo lo que se recauda por las jornadas se dedica a financiar las jornadas. Ni más ni menos.

Es evidente, y así lo ha hecho muchas veces y lo sigue haciendo en paralelo con nuestras actividades, que los Departamentos del Gobierno Vasco pueden convocar (y convocan) por si mismos a las empresas para explicarles estos mismos temas.

Lo cierto es que a la Administración le suponen estas acciones una ingente cantidad de recursos y un esfuerzo muy grande en tiempo de trabajo de su personal y en dinero, que al final pagamos todos, cuando son cuestiones técnicas que afectan a colectivos normalmente reducidos. Sinceramente, y aquí hay opiniones diversas, nos parece que tiene cierta lógica que sean sus destinatarios los que colaboren económicamente que, al fin y al cabo, son empresas con cierta capacidad económica.

No sé si te respondo o si hay alguna duda más que pudiera aclararte.

Un saludo.

Anónimo dijo...

Buenos dias,

Gracias por las aclaraciones.
Mi intervención ha podido parecer caústica o un poco cínica...
El caso es que es producto de una pataleta. Cuando es sus intervenciones destaca la disponibilidad de los funcionarios de diferentes Servicios, (incluyendo los Jefes de Servicio)a responder a consultas o a determinar criterio, parece ciencia ficción. Por lo menos para empresas pequeñas, consultores freelance, etc.
Desconozco si la información tratada en esas jornadas será de libre acceso; sería una pena que por falta de difusión los criterios difundidos en esas jornadas no tuvieran un alcance mayor que el de el personal de las empresas que han podido asistir.

Le felicito por su blog; desarrolla temas muy interesantes aunque a veces parezcan ciencia ficcion ;-)

Aprovecho la ocasión para desearles a todos felices fiestas, esperando que el 2014 verdaderamente sea el año de los brotes verdes para todos.

Zorionak eta urte berri on!