miércoles, 5 de agosto de 2009

Y se publicó el ADR 2009



En la carrera, tuve un profesor de Derecho Político que decía que, en este país, todas las normas importantes (y susceptibles de generar polémica) se publicaban (intencionadamente o no), en agosto, a final de diciembre o en Semana Santa... Pues el ADR 2009, una norma importante (en nuestro ámbito, claro) y con cierta polémica, ha fallado por 3 días: se publicó el 29 de julio, con 6 meses y 29 días de retraso...

Mi profesor de político, como buen científico, basaba su teoría en la evidencia: por ejemplo, la Constitución Española de 1978 fue sometida a referéndum y ratificada el día 6 de diciembre de ese año (de eso se acuerda casi todo el mundo por el “mega-puente” festivo), sancionada el día 27 de diciembre por el rey, y publicada en el BOE el 29 de diciembre (se evitó intencionadamente el día 28 para no coincidir con el día de los Santos Inocentes, no se quería dar pie al “cachondeillo” que se podía organizar).

La Ley de Libertad Sindical, que legalizó los sindicatos en España y dio lugar al nacimiento, entre muchas otras asociaciones empresariales, de AVEQ-KIMIKA en mayo de 1977, se publicó en el BOE el 4 de abril, lunes de Semana Santa y 5 días más tarde, en Sábado Santo, se legalizó el Partido Comunista.

Y así, ponía algunos ejemplos más. En la época de la transición, cuando no había Internet, ni siquiera fax y las fotocopiadoras era el último grito tecnológico, la publicación era un hito importantísimo para una norma que, hasta entonces, solamente era conocida por unos pocos privilegiados. Hoy en día es mucho menos importante. Internet permite que hayamos leído varios borradores antes de la publicación de una norma y, en muchos casos, como por ejemplo el de las directivas europeas, que conozcamos su contenido muy aproximado, por otros boletines oficiales, con años de antelación.

Pues, como les decía, por escasos 3 días, en el Boletín Oficial del Estado número 182 de 29 de julio de 2009, el Ministerio de Asuntos Exteriores, por tratarse de un acuerdo internacional, publica las 978 páginas de las Enmiendas propuestas por Portugal al Anejo A del Acuerdo Europeo sobre Transporte Internacional de mercancías peligrosas por carretera (ADR), hecho en Ginebra el 30 de septiembre de 1957. PDF (BOE-A-2009-12531 - 978 págs. - 57341 KB) al contrario de lo que sucede con las directivas de la Unión Europea, es esta la primera publicación oficial del texto en castellano porque, hasta ahora, sus versiones oficiales solamente eran las publicadas en inglés, francés y ruso.

Las siglas ADR, con las que se conoce tradicionalmente este convenio, provienen tanto de su nombre en inglés European Agreement concerning the International Carriage of Dangerous Goods by Road o del francés Accord Europeen Relatif au Transport des Marchandises Dangereux par Route.

El curioso título de “Enmiendas propuestas por Portugal” parece provenir de que, en 1957, la presidencia de la comisión negociadora del ADR en el seno de la oficina para Europa de Naciones Unidas (UNECE) la ostentaba Portugal y así, cada dos años, se ha ido perpetuando el título del acuerdo… ¿ven lo que les decía?, será porque estamos en agosto pero aquí estoy yo, contándoles tonterías, y sin ninguna gana de entrar en polémicas… aunque hay cosas que claman al Cielo…

Decían fuentes del Ministerio de Fomento que, al ser el ADR un acuerdo internacional, estaba en vigor desde el 1 de enero de 2009 en cohabitación con el texto de 2007 y en exclusiva desde el 1 de julio de 2009, como el texto del propio acuerdo dice, independientemente de su publicación en el BOE, y advertía que las empresas podían ser sancionadas si no cumplían con sus obligaciones… es decir que daba por hecho que en la fórmula tradicional “Juan Carlos I, Rey De España. A todos los que la presente vieren y entendieren. Sabed: Que las Cortes Generales han aprobado y Yo vengo en sancionar la siguiente Ley”… el “entendieren” se refiere al inglés, al francés… o al ruso... ustedes, ni caso, sin publicación oficial en castellano (o idioma oficial de la comunidad autónoma correspondiente en su caso)no hay sancíon y punto.

Estas obligaciones se concretan en multas mínimas de 1000 euros por olvidar consignar 1 letra, una única letra, en un documento como la carta de porte y la severidad de las sanciones se justifican en el riesgo que supone, en caso de accidente, un defecto en la documentación, a lo que el sector industrial no puede contestar otra cosa que “amén” y que intenta cumplir con sus obligaciones lo mejor posible, rozando la perfección.

Pero claro, somos personas como las demás y, además de ser “encantadoramente imperfectas” tenemos sentimientos, como todo el mundo y las comparaciones son odiosas...

Y es que, nuestro trabajo es mirado con lupa y check-list cada día del año (salvo los de circulación restringida para mercancías peligrosas) y, una tarde tonta de agosto, buscas en la página web de UNECE que países han cumplido con sus obligaciones del 1.9.4. de notificar las restricciones de tráfico en sus territorios.

Y te encuentras que países como Alemania, Suiza o Suecia han notificado ya las novedosas restricciones de túneles y que mantienen su información perfectamente al día.

Y España, por supuesto nada de túneles, publica el mapa de itinerarios que no dice nada (en el que, por cierto, aparecen en gris País Vasco y Cataluña por tener las competencias transferidas… ¿no podían ponerse de acuerdo antes y no hacer el ridículo?) y tiene publicados unos documentos, copia de la Orden de restricciones de circulación de ¡2005!... ¿y nadie pone 1000 € de multa por eso?.

Como consuelo diremos que otros, como Irlanda, Grecia, Italia, Moldavia o Hungría, directamente pasan olímpicamente de notificar nada.

Dejémoslo, que no es esta época del año propicia para cabreos y no quiero fastidiarles la tarde de playa… estoy empezando a pensar que mi profesor de político tenía razón…

Volver a www.aveq-kimika.es

4 comentarios:

ALyCie dijo...

No sólo en España, el REACH se publicó en el Diario Oficial de la Unión Europea L 396 de 30 de diciembre de 2006 o ya no te acuerdas.
¡Saludos!

Luis Blanco Urgoiti dijo...

Bueno, esa es otra historia que tiene su "miga".... por resumir: allá por junio de 2005 la cumbre de jefes de estado y de gobierno de la UE debatía sobre la sede de la nueva Agencia
Europea de Seguridad Alimentaria
que, por reparto, le correspondía a Finlandía.

Berlusconi, empeñado en que esa agencia
concreta se localizará en Parma, convenció a Tarja
Halonen
(primera ministra finlandesa) de que cediera sus
derechos y a cambio la Oficina
Europea de Productos Químicos
(la ex-ECB) que está en
Ispra, al lado mismo de Milán, pasaría a Helsinki y se
convertiría en Agencia.

Aquel famoso incidente
en el que Berlusconi dijo que había usado sus dotes de latin
lover para convencer a la primera ministra finlandesa.
.. pues
eso.

Pues, resulta que el REACH se aprueba en el parlamento europeo el
18 de diciembre de 2006 y yo aposté publicamente una cena a que
hasta abril, más o menos, de 2007 no se publicaría... había
que traducirlo a los 20 idiomas comunitarios, hacer la revisión
jurídica de las 20 versiones....

Y perdí.

Porque el segundo semestre de 2006 la presidencia de la UE le corrspondió precisamente a Finlandia y estaban muy empeñados en que el REACH se publicara en su mandato.. así que, a toda prisa,
salío en el boletín del 30 de diciembre...

Así salió como salió...

Anónimo dijo...

Pues salió bastante bien, ¿no, Luis? Por ejemplo, establece un derecho irrenunciable de las sustancias naturalizadas en Reachlandia, cuando se hallan en estado de subproducto, para poder constituirse en empresas de importación y exportación, y reimportarse a sí mismas (ver Anexo V, punto 5 de la edición de diciembre de 2006). ¡Con la de costes que se ahorra uno así a la hora de viajar!

Pedro Roselló

ALyCie dijo...

A mi no me estropeó el fin de año, porque había leído la posición común publicada un mes antes que ya estaba traducida a las 20 lenguas, por eso fue tan rápida la publicación del Reglamento ... en esas condiciones.
¡Saludos!
Berlusconi obtuvo la EFSA para Parma, con el prosciuto, il fromagio, il pomodoro, la Barilla, ... Simonazzi, ... un a ciudad increíble, en la que trabajé en 1987.
¡Salud y buenos alimentos!