lunes, 12 de marzo de 2012

Limoneno




Verónica se ha escapado un par de horas para ir a hacer alguna compra. Los gemelos no le dejan mucho tiempo. En realidad, son bastante buenos, pero con tres meses ya se sabe.

Los ha dejado en casa, a cargo de su madre y se ha acercado a una tienda de juguetes a San Sebastián para comprarle algo a su hija Ainara por su cumpleaños. La semana que viene hace cinco… ¡qué barbaridad!,¡cinco!, ¡cómo pasa el tiempo!.  Ainara es un cielo de niña. Siempre ha sido madura para su edad y se muestra muy cariñosa con los gemelos. Parece llevarlo muy bien. A veces, en el momento de subirse al autobús del cole, alguna lágrima le asoma en los ojos. “Me voy solita”, le dijo a su madre el otro día desde la escalera y Verónica, una vez sola, no pudo evitar que las suyas propias le cayeran a borbotones por la mejillas.

Ainara apenas ve la tele. Tampoco tiene muchas oportunidades para hacerlo. Se ha apuntado a música, a ballet, a teatro y a no sé qué más cosas y no le alcanza el tiempo. Sin embargo, en el cole se ha puesto muy de moda una serie de dibujos animados japoneses y se ha contagiado de la fiebre.

“Huerto de frutas” se llama la serie y cuenta las aventuras de unas niñas, habitantes de un mundo imaginario, vestidas con llamativos trajes de colores y delantal, dedicadas a cultivar frutas. Ainara dice que su favorita es Citronella, porque le gustan mucho los caramelos de limón y porque, “Ama, mi color favorito siempre ha sido el amarillo”, dice muy resuelta.

Verónica ha encontrado lo que buscaba. En la tienda de juguetes tienen “Huerto de Frutas: la casa de Citronella”. Por si las moscas se lo había apuntado en la agenda en el mismo instante que Ainara se lo enseñó, señalándolo en el folleto de unos grandes almacenes que apareció, como tantas veces, en su buzón.

Lo cierto que es Verónica está muy contenta. En la tienda lo tienen abierto en un mostrador y el juguete es una preciosidad de diseño y de colores. Tiene dos figuritas, Citronella y su mascota, un ratón muy gracioso, y un huerto con lo que parecen ser seis limoneros y todo el juguete desprende un agradable aroma a limón…. “le va a encantar” piensa y le pide a la dependienta que le traiga uno y se lo envuelva para regalo.

La dependienta saca una caja del almacén. Es un poco grande pero no pesará más de dos o tres kilos. El diseño de la caja es una preciosidad, con vivos colore entre los que predomina el amarillo, el verde y el violeta…. Y, entonces, Verónica ve algo extraño. Mientras la dependiente corta el papel de envolver, se ha fijado en un leyenda en el lateral de la caja y ha perdido la sonrisa. Encuadrado, entre las indicaciones de seguridad y el domicilio del fabricante valenciano (“qué raro, un juguete que no es made in China” - piensa), se puede leer: “Contiene fragancias que pueden causar alergias: d-limoneno

- "Espera, perdona…” – le pregunta a la dependienta – “esto que pone aquí, ¿qué significa?”

-  "Pues…. no lo sé. Es la primera vez que veo una indicación como esa. Digo yo que, con ese nombre, algo tendrá que ver con el olor a limón… ¿no?”

“Sí, es de suponer….” – y tras dudar un momento Verónica, dice – “... pero será algún producto químico…. Mira, igual me llevo el otro, el puzle grande de Disney, la verdad es que mi hija nunca ha tenido alergias pero... ¡uf!, mejor no arriesgarse, ¿te importa cambiármelo?.”

- "En absoluto. Ahora mismo” – y, al instante, regresa al almacén a cambiar el juguete.


A unos cientos de kilómetros de allí, en un pueblo en los alredores de Valencia. En las oficinas de una nave industrial se está celebrando una reunión. Sofía, la directora de I+D+i y  responsable de registros de una empresa de juguetes, asiste a una reunión con Mercedes, la directora de marketing y Vicente, el director gerente, Arturo, director de compras, Fran, jefe de producto y responsable de la licencia de "Huerto de Frutas" con los japoneses y Juanjo, el jefe de producción. Las ventas de uno de los modelos de “Huerto de Frutas” no va nada bien, de uno en concreto. Mercedes tiene muy claro el porqué y, como nunca ha sido un dechado de diplomacia, interviene señalando directament a Sofia:


- "Todos los modelos están funcionando a las mil maravillas menos la casa de Citronella y es por culpa de la indicación esa que te empeñaste en poner en la caja."


- "Discúlpame, pero yo no me empeñé en nada. Si quieres echar la culpa a alguien, se la puedes echar a la Unión Europea.

- "A ver un momento, haya calma..." - interviene Vicente - "Sofia, explícanos eso del limón porque no termino de entenderlo"

- "Esto ya lo discutimos hace año y medio, pero en fin.... Entre las especificaciones de la licencia, en el manual de producción, se dice expresa y claramente que el aroma indicado para el modelo Ct-129e, corrígeme Fran sin me equivoco, que la esencia debía ser d-limoneno (n°CAS: 5989-27-5) a razón de 800 mg por cada kilo de espuma de poliestireno. 


La indicación en la caja es porque lo dice expresamente la Directiva 2009/48/CE sobre seguridad de los juguetes y, desde este verano el Real Decreto 1205/2011. Cuando el juguete contiene más de 0,01% en peso de una serie de esencias hay que indicarlo en el etiquetado y así quedó por la desviación en la auditoría del marcado CE del modelo."

- "¿Pero ese aroma es peligroso?, ¿no comentamos que no es un producto químico que es una esencia natural que se saca de la piel de las naranjas.. o eran limones?"

- "Bueno, ambas cosas son correctas. Es, efectivamente, un producto químico que, como todos los productos químicos, tiene un origen natural... a fin y al cabo, hasta el petróleo lo creó la naturaleza. Esta esencia se extrae de la piel de las naranjas, en una fábrica en Silla. Lo del aroma a naranja o a limón es solamente una cuestión de isomeros." 

- "¿De iso...qué?.... deja, deja. pero, ¿produce alegias o no?"

- "Sí, las producirá a personas que sean alérgicas a los cítricos... si es que esa alergia existe, digo yo. He leído varios estudios de la OMS y no dicen nada de alergias.... es esencia de naranja muy concentrada."

- "... osea que, en realidad, el zumo de naranja debería llevar una indicación similar..."

- "En pura teoría, sí. De hecho, el d-limoneno lo ingerimos, no sólo en cítricos, sino en todas las frutas y está muy presente en el aire de cualquier bosque... y no te digo nada en el de un huerto de naranjos"

- "Pero, entonces.. si el ayuntamiento pone el parque ese nuevo al lado de los naranjos allí en mi pueblo, donde huele a naranjas fenomenal todo el invierno... ¿tendrá que poner un cartel indicando que puede producir alergias jugar allí?...." - Vicente, que no esperaba una respuesta, le hizo un gesto a Mercedes para que aguardara cuando se disponía a intervenir y él mismo preguntó - "¿podríamos indicar algo así como "esencia natural de limón"?... al fin y al cabo, si se tiene alergia a los cítricos esa indicación será más efectiva que poner limoneno o como se llame".

- "Lo preguntamos y no, Sanidad nos dejó claro que había que poner esa frase" - respondió Sofia.

- "Ya..... Fran... ¿qué han hecho los alemanes y los franceses con esto?"


- "Pues, he hablado con ellos esta mañana... ya sabes que ellos tiene la fábrica en Marruecos y por no sé que otro reglamento, el REACH creo que me dijeron, distribuyen el 'Huerto de Citronella' sin aroma"


- "Pues... si nadie tiene ninguna pega haremos lo mismo....  Fran, habla con los japoneses y diles que vamos a quitar el aroma, a ver qué pega se inventan para subirnos el royalty.... Juanjo, ¿tenemos mucho de eso en stock?... Arturo, hablad con el proveedor a ver si se hacen cargo. Fran, tomad las medidas necesaria para que tengamos listos los lotes nuevos para la campaña de Navidad. No hay tiempo que perder."




Esa misma tarde, en unos oficinas parecidas en la localidad de Silla, en una fábrica dedicada al aprovechamiento de los restos derivados de exprimir naranjas para zumo, Bernardo, uno de los dos comerciales cuelga el teléfono y hace girar su silla 90 grados para mirar directamente a su compañera de departamento:

"Que cosas.... Raquel, ¿sabes los 600 litros de limoneno que teníamos comprometidos para la fábrica donde trabaja el amigo de Paco en Paterna?.... pues nada, que ya no los quieren y que nos devuelven 250 litros que les han sobrado. Me ha dicho una cosa muy rara de alergias..."


- "Jo... pues sí que estamos buenos... porque los de las gominolas naturales no terminan de arrancar y los de los cosméticos con 'esencias de la naturaleza', esos nuevos de Madrid, tampoco... no sé como leches vamos a cerrar este año... oye, esos de Paterna, ¿no hacían juguetes?"


- "Sí, por eso me parece raro. Un producto que se pone en cremas cosméticas y en los chicles y que no se pueda usar en juguetes... que raro, ¿verdad?"


- "Pues sí... sí que es raro....


(Esta historia no ha sucedido nunca. De hecho, todos los pesonajes son ficiticios. Sin embargo, todos los datos técnicos y jurídicos son reales... nunca ha sucedio, pero podría suceder).


Volver al índice 



10 comentarios:

Jon dijo...

Enhorabuena Luis. Cada día te superas más.

Txema dijo...

Hola buenos días,
Al hilo del tema del limoneno, quisiera comentaros una experiencia que me ocurrió este verano. Trabajo en una empresa de productos químicos y tengo un par de caballos de mis hijos que son aficionados a la doma clásica. Bueno pues el caso es que buscando un repelente para las moscas me encontré con que el limoneno es un excelente repelente, y en base a unas formulaciones que me pasaron por internet preparé unos pulverizadores para dar a los animales en las zonas que mas les molestan los insectos. Bueno pues mi sorpresa fue que uno de los caballos al darle el preparado en la piel, empezaron a salirle marcas como "cuando le echas agua bendita a un vampiro" y al pobre animal le duchamos de inmediato y en una hora se alivió el tema pero estaba como loco de picores. Increíble, el caballo era alérgico, en cambio al otro no le hizo efecto. Así que mi experiencia es cuidadito con el limoneno. Un saludo. José María Millán Técnico de producción de Moresbay, s.l.

Bego dijo...

Me ha gustado mucho Luis. Como la vida misma. Se me ocurre que incluso podrías haberte inventado otro final más realista: "Verónica, alarmada, decide irse de la tienda de juguetes del barrio sin comprar nada, y justo antes de coger el autobús encuentra una tienda de los chinos donde encuentra una imitación del huerto de citronella mucho más barata y sin ninguna frase de advertencia. Eso sí, la pobre Ainara en el día de su cumpleaños además de a limoneno estuvo expuesta a pequeñas dosis de plomo, phtalatos..etc, etc..

Nessy dijo...

¡Qué bueno!
Has conseguido tenerme en vilo con una historia basada en legislación química!

Enhorabuena.

Vanessa Martínez

Luis Blanco Urgoiti dijo...

Mil gracias, Jon y Vanessa.

Vanessa: es que la legislación de los productos químicos es una materia ¡A.P.A.S.I.O.N.A.N.T.E!... sólo hay que pillarle el truquillo (¿a que te lo has creído? zzzzzzzzzzzz)

Luis Blanco Urgoiti dijo...

Bego, ese es uno de los grandísimos problemas de todas estas historias: la normativa llega a tales extremos que es imposible controlarla adecuadamente y entonces, ¿a quién favoreces?... al que la incumple. El que se preocupa, se certifica, se audita es el perjudicado.

Luis Blanco Urgoiti dijo...

Txema: nadie pone en duda la peligrosidad del limoneno. Lo que a mí me llama la atención es la "quimifobia" latente en esta batalla.

El efecto sobre el mercado de poner "Contiene fragancias que pueden causar alergias: esencia de cítricos” sería nulo y el contenido es básicamente lo mismo. Citar el producto químico no mejora la seguridad y solamente perjudica el producto.

La gente asocia "natural" con "bueno" y "química", en una contraposición absurda e injusta, con "malo"... pues yo suelo decir que la enfermedad es "natural" y su cura suele ser "química".

Me imagino, no lo sé, que el caballo tendría también alergia si le frotas con una naranja en estado puro... ahora claro, el limoneno está muy concentrado y eso siempre incrementa el riesgo.

JL Salgado dijo...

Y sin embargo, nadie deja de tocar una naranja y lo que es peor, las clementinas, tangerinas y similares, se pelan con las manos y su aceite esencial contiene del 92 al 98% de d-limoneno y no hay casos documentados de alérgicos a la citrus reticulata, ni aquí, ni en Holanda.
Hay aún mucho que rascar debajo de esa cáscara.

Lo malo del d-limoneno y la piel, son los rayos solares y el mecanismo de degradación ambiental del d-limoneno.
Consultad CICADS 5 en
www.inchem.org/pages/cicads.html

Salud,saludos y buenos alimentos

Luis Blanco Urgoiti dijo...

¡Qué alegría volver a saber de usted, D. José Luis! (sabía que no podría resistirse a comentar esta entrada...

No tengo datos para valorar si el d-Limoneno está o no bien clasificado. La ECHA, en el inventario nuevo, lo ha clasificado como:

Flam. Liq. 3 H226
Skin Irrit. 2 H315
Skin Sens. 1 H317
Aquatic Acute 1 H400
Aquatic Chronic 1 H410

http://goo.gl/dG4zS

Pero lo que yo quería reflejar con esta historia no era eso. Lo que yo quería contar es que, para los legisladores (y para la sociedad), una esencia natural extraída de algo tan natural como las naranjas se convierte en un "producto químico" en el momento en el que hay que advertir de un riesgo.

Si hablamos de origen natural, de sostenibilidad, hablamos de "esencia natural de naranjas de Valencia", si hablamos de sensibilización cutanea entonces, milagrosamente, el producto se ha convertido en "d-limoneno".

La química no es ni buena ni mala, sencillamente porque la naturaleza no es ni buena ni mala.

JL Salgado dijo...

D. Luís, no podía dejar de comentar. Ya sabes que mis debilidades son mas fuertes que yo.

Cierto, el d-limoneno, no es ni güeno, ni malo, pero ha sido demonizado, que como ya sabemos, es peor que ser malo.

Si algo es malo, se pueden demostrar sus bondades, pero si algo está demonizado, no se puede exorcizar.
;-D

Salud, saludos y buenos alimentos.